OPTOMETRÍA

ASTIGMATISMO

Como resultado del astigmatismo la visión para los objetos cercanos y lejanos parece borrosa o distorsionada.

El astigmatismo se suele tener desde el nacimiento y permanece estable a lo largo de la vida. En los casos de progresión se debe descartar patología corneal asociada.

Si bien los adultos con un mayor grado de astigmatismo pueden darse cuenta de que su visión no es tan buena como debería ser, los niños que tienen síntomas de astigmatismo pueden no darse cuenta de que tienen esta afección y es poco probable que se quejen de una visión borrosa o distorsionada. Pero el astigmatismo no corregido puede afectar seriamente la capacidad del niño para alcanzar logros en la escuela y los deportes. Por eso es crucial que los niños se realicen exámenes oculares con regularidad para detectar el astigmatismo u otros problemas de visión lo antes posible.

Astigmatismo

MIOPÍA

Miopía

El paciente miope ve bien de cerca y mal de lejos.

Se asocia con ojo grandes. Los objetos lejanos son enfocados por delante de la retina por lo que se requiere una lente que desplace posteriormente la imagen para una correcta visión.

Es frecuente que se inicie en niños entre 8 y 12 años de edad. Durante los años de la adolescencia, cuando el cuerpo crece rápidamente, la miopía puede empeorar. Entre las edades de 20 y 40 años, suele haber poco cambio.

La miopía también puede ocurrir en adultos. Algunos de los signos y síntomas de la miopía incluyen cansancio ocular, dolores de cabeza, entrecerrar los ojos para ver correctamente y dificultad para ver objetos lejanos, como señales de tráfico o una pizarra en la escuela.

Los pacientes con alta miopía tienen un mayor riesgo de desarrollar un desprendimiento de retina, glaucoma y cataratas.

HIPERMETROPÍA

La persona hipermétrope mal de cerca y mejor de lejos.

Las personas experimentan la hipermetropía de manera diferente. Algunas personas pueden no notar ningún problema con su visión, especialmente cuando son jóvenes. Cuando la hipermetropía es elevada puede generar visión borrosa a cualquier distancia.

Algunos de los signos y síntomas de la hipermetropía incluyen dificultades con las tareas cercanas como la lectura, la fatiga visual, los ojos entrecerrados y los dolores de cabeza.

Todos los niños sanos son hipermétropes en la infancia que compensan con la acomodación. Durante el crecimiento del ojo la hipermetropía disminuye.

Es por la gran capacidad de acomodación de los niños, que para poder descartar una hipermetropía patológica se debe explorar al niño bajo cicloplejia (gotas que dilatan la pupila).

Hipermetropía

PRESBICIA

Presbicia

La presbicia (que literalmente significa “ojo envejecido”) es una afección ocular relacionada con la edad que hace que sea más difícil ver de cerca.

En el ojo de una persona joven el cristalino es flexible y cambia de forma fácilmente con la acomodación, permitiendo enfocar las imágenes en las posiciones.

Después de los 40 años, la lente se vuelve más rígida. Debido a que la lente no puede cambiar de forma tan fácilmente como antes, es más difícil leer a corta distancia.

Las personas con miopía pueden tener menos problemas con la presbicia dado que la miopía facilita la visión cercana.
Algunos de los signos y síntomas de la presbicia incluyen cansancio de la vista, dolor de cabeza o cansancio al hacer un trabajo cercano. Uno de los signos más evidentes de la presbicia es la necesidad de mantener los materiales de lectura a la distancia del brazo para poder enfocar adecuadamente.