UVEITIS

UVEITIS

Termino utilizado para designar a cualquier tipo de inflamación intraocular.

Las uveítis se clasifican en cuatro grandes grupos dependiendo de las estructuras anatómicas del ojo que se afectan:

  1. Uveítis anteriores, la inflamación se localiza en la cámara anterior del ojo, que es el espacio que existe entre el iris y la córnea.
  2. Uveítis intermedias la inflamación se localiza en la cavidad vítrea ocupada por el humor vítreo – líquido gelatinoso y transparente que rellena el espacio comprendido entre el cristalino y la retina.
  3. Uveítis posteriores, en ellas la inflamación afecta al segmento posterior del ojo, pudiendo afectarse la retina y/o la coroides.
  4. Panuveítis, todas las capas y cavidades del ojo se ven afectadas por la inflamación.

Todos estos tipos de uveítis pueden ser agudas, cuando el proceso es de inicio súbito y de duración inferior a 3 meses o crónicas, cuando el proceso empieza de forma más paulatina y su duración es superior a 3 meses.

La uveítis a menudo es una enfermedad aislada al ojo sin afectar otros órganos.

Es frecuente que estén asociadas a enfermedades sistémicas que están mediadas por alteraciones de nuestros mecanismos de defensa inmunitarios o asociadas a enfermedades infecciosas. 

La valoración de la historia clínica del paciente, las manifestaciones oculares de la uveítis, junto con algunas pruebas que pueden realizarse en la consulta así como analíticas y/o pruebas de imagen radiológica son los métodos que se emplean para tratar de llegar al diagnóstico de las uveítis. A veces,  no puede llegarse al diagnóstico exacto en el primer episodio de uveítis, y es a lo largo de la evolución cuando pueden aparecer otros síntomas que permiten realizar un diagnóstico concreto.

Uveitis